By admin

Planificación sucesoria, sáquele el mayor rendimiento a su patrimonio!

En Sigma Legal cada vez nos llegan más supuestos de conflictos entre herederos y de empresas familiares que se ven abocadas al cierre por desavenencias entre los gestores. Todo ello se podría haber evitado con una buena planificación sucesoria que además sirve para ahorrar impuestos.

¿Para qué sirve la planificación sucesoria?

Para sacar el mayor rendimiento posible a su patrimonio y que el mismo sufra la menor merma en el momento de la sucesión.

 ¿Y en qué consiste una planificación sucesoria?

  • Se valora su patrimonio, sus riesgos y el posible rendimiento del mismo a largo plazo para cubrir necesidades del titular y/o su cónyuge, planteándose, en su caso, una posible reestructuración.
  • Se intenta proteger la herencia y minimizar los conflictos que suelen surgir en la división de la misma.
  • En función del patrimonio, los intereses familiares y las implicaciones fiscales, se indicará las distintas opciones para distribuir el patrimonio familiar (capitulaciones matrimoniales, usufructos, legados, fideocomisos, designación de albacea, etc.).
  • En el caso de empresas familiares es conveniente establecer, entre otras cuestiones, la forma de gestión y reparto de beneficios.

Una buena planificación patrimonial y sucesoria es básica para ahorrar en debida forma, cubriendo las necesidades especificas de cada familia, reduciendo la tributación y lo más importante de todo velando por una sucesión pacífica en la que no existan conflictos entre los herederos.

 

 

 

¿Qué debo hacer?

Lo primero de todo es saber que necesidades económicas y de liquidez se tienen, que rendimiento se está obteniendo con el patrimonio y que es lo que se espera del mismo en un futuro.

De igual forma se debe analizar cuales son las necesidades particulares de la familia, y en el caso de una empresa familiar, cómo se quiere que se gestione la misma, cuales son los familiares que están trabajando y en qué condiciones.

A partir de ese momento se abren distintas opciones, dependiendo de la liquidez deseada, el número de hijos, la existencia o no de una empresa familiar.

Normalmente se piensa que este tipo de planificaciones sólo son para grandes patrimonios o empresas familiares de grandes dimensiones, pero la realidad es que es un servicio al alcance de todos. Incluso aquellos patrimonios menores, se pueden dejar asesorar, siendo sumamente recomendable este tipo de planificación.

 

Sigma Legal

Julio 2018